¿Tu empresa necesita tener cuenta en Instagram?

Si tu empresa acaba de aterrizar en el mundo de las redes sociales y estás analizando cuáles se adaptan mejor a tu tipo de negocio, seguramente asomarán por tu cabeza los nombres de Facebook, Twitter o Instagram: estas tres son las más conocidas, aunque hay un amplio mundo de redes sociales que ayudan a crear interacción con tus clientes y a mejorar tu posicionamiento orgánico, además de enviar tráfico a tu site web, como Pinterest, Tumblr, LinkedIn, Youtube, etc.

Como ya sabrás, no es importante estar en todas las redes sociales, si no crear una buena estrategia de acción en aquellas que cubran tus necesidades y te ayuden a crecer, pues no es lo mismo una tienda de ropa de online juvenil que una empresa de servicios de asesoría online; cada una debe investigar su nicho y saber qué sectores explotar.

Tras esta pequeña introducción, ¿piensas que debes crear una cuenta en Instagram pues es la red social que más está creciendo en la actualidad o sería una pérdida de tiempo? Desde Movsoft, queremos ayudarte a que tomes la decisión correcta.

 

Qué es instagram

Según  IIEMD,  “Instagram es una aplicación que actúa como red social ya que permite a sus usuarios subir cualquier tipo de fotos y videos, con la opción de aplicar diversos efectos fotográficos, como por ejemplo, filtros, marcos, similitudes térmicas, colores retro, o vintage, para compartirlas no sólo en Instagram, sino en Facebook, Twitter, Tumblr y Flickr”. Es decir, Instagram es una red social para compartir imágenes y videos desde el teléfono móvil, además de disponer de un sistema de mensajería interna y posibilidad de compartir los archivos en otras redes sociales.

 

Para qué sirve Instagram para una empresa

Todas las redes sociales fueron pensadas en un principio para los usuarios, pero las empresas han ido creando sus perfiles poco a poco para integrarse en la comunidad (¡cuidado, recuerda que siempre con delicadeza sin llegar a molestar!) y así crear relaciones bidireccionales con los clientes actuales o potenciales. Por ello, la actividad que debe realizar una empresa en esta red social debe seguir una estrategia para escapar de la actividad normal de los usuarios: para ayudar al posicionamiento, es importante seguir una constancia en las publicaciones pues aunque la aplicación se debe utilizar desde el móvil, existe la página web y tu perfil se puede visitar desde ella.

Instagram permite geolocalizar tus publicaciones, por lo que si tu negocio está localizado en una ciudad o calle particular, podrás geolocalizarte para que los usuarios sepan donde encontrarte o verte si buscan por esta dirección.

Otro uso que tiene instagram para las empresas es la de permitir mostrar tu producto o servicio de manera dinámica y con posibilidad de crear creatividades llamativas y originales que llamen la atención. Aconsejamos seguir una estética o línea de imagen cuidada y una constante publicación, para crecer poco a poco.

Por último, instagram permite crear un conjunto de seguidores y embajadores de la marca gracias a poder etiquetar y nombrar usuarios en las publicaciones.

 

Entonces, ¿qué empresas deben abrir una cuenta en Instagram?

Llegamos al quid de la cuestión: ¿debe mi empresa tener una cuenta en instagram? Sí y no. Mucho se ha hablado de que, al ser una red sociales basada en imagen, solo las empresas que venden productos llamativos deben tener una cuenta en instagram o las marcas de revistas y periódicos, pues comparten videos e instantáneas al momento, pero, ¿por qué debe ser territorio único de este tipo de empresas? Si tu empresa es de servicios y no tenéis imágenes “físicas” del producto final porque no se puede fotografiar, tu empresa puede tener una cuenta en instagram que comparta vuestra imagen de marca: cómo trabajáis, el ambiente de trabajo, trabajadores, eventos a los que acudís, etc. Es una manera diferentes de utilizar esta red social pero no deja de ser positiva, pues mostrar el trabajo interno ayuda a mejorar la imagen de marca y crear branding.

¿Instagram es solo de grandes marcas? Definitivamente no. Es cierto que las grandes marcas realizan una gran inversión en sus redes sociales, ya sea para crecer en número de fans con campañas de captación como en promocionar nuevos productos o actividades, pero tu empresa puede tener presencia en las redes sociales sin tener que invertir grandes cantidades de dinero: es importante realizar una inversión, pues Facebook (Instagram pertenece a Facebook) no deja de ser una empresa y premia a quellas cuentas que invierten en ella y las premia. ¿Injusto? Puede ser, pero al aceptar crear una cuenta en esta red social, aceptamos sus acuerdos. Una pequeña inversión puede oscilar entre los 30€ – 100€ mensuales, y no necesariamente se deben invertir desde el principio, pero es importante tener en cuenta que en algún momento (y si te preocupas de tu futuro en redes sociales), debas invertirlos.

Y por último, habíamos dicho que sí y no debes tener cuenta en instagram. Sí debes tenerla si vendes productos, pues más allá de mostrarlos, es muy interesante mostrar el resultado de los mismos o cómo se utilizan, para darle mayor dimensión a los mismos. Sí debes tenerla si tu producto tiene que ver con la imagen, ya sea por fotografía o video, para mostrar tu trabajo, ¡e sun gran escaparate! Pero además, puedes tenerla aunque tu negocio trate sobre negocio: para mejorar tu imagen de marca mostrando cómo trabajas o el ambiente de trabajo.

¿Y cuándo no debes tener cuenta en Instagram?

De nada te sirve tener una cuenta si no la vas a actualizar constantemente, si las imágenes que vas a subir son de baja calidad, si crees que es únicamente un escaparate para vender tus productos o vas a realizar prácticas prohibidas por la normativa de Instagram (como hacer spam).

 

Logo-instagram

 

Cuándo crear una cuenta en Instagram y cómo utilizarla

Si finalmente has analizado tu empresa, tus productos y a tus clientes  o público objetivo y crees que debes tener un perfil en instagram, debes crear tu cuenta cuando antes para poder elegir el nombre de perfil que más de adapte a tu negocio; tranquilo, si todavía no tienes contenido para compartir, no es un problema: lo importante es tener una cuenta creada y guardada. Puedes ponerla privada y luego hacerla de nuevo pública sin problema.

Crea una estrategia especial para esta red social: de nada te sirve publicar lo mismo que en el resto de redes sociales. En Instagram, la imagen lo es todo, por lo que tienes que poner imágenes que te representen (ya sea de producto, servicio o imagen de marca) y que tengan buena calidad.

Utiliza los hashtags adecuados. No abuses de ellos, si no te representan, no lo uses, pues atraerás público de baja calidad que solo buscan el clic en sus perfiles. Explora el universo de los hashtags más utilizados en esta red y entra en el mundo que los rodean, para formar parte de la comunidad que representan.

¡No lo abandones! Crear una cuenta, comenzar a publicar y abandonarla al poco porque no consigues seguidores deja muy mala imagen de tu marca. Planifica tus publicaciones, invierte un poco en crecer gracias a los anuncios de Facebook (pero ya sabes, ¡sin abusar del spam!) y sigue a cuentas que puedan estar interesadas en tu actividad. Es un proceso tedioso pero que llega a buen puerto.

 

 

¿Y tu empresa, tiene perfil en Instagram? Recuerda que, si necesitas ayuda para llevar la cuenta de tu empresa, contratar los servicios de un social Media Manager te hará crecer en el mundo online 😉