El cambio que debes hacer para mejorar tus posts

Hasta hace un par de meses, todo post debía cumplir unos requisitos para poder posicionarse perfectamente en el mundo Google. El primer (y más importante) requisito era la famosa palabra clave de tu texto; ésta debía repetirse un determinado número de veces, entre otras, porque el indexado de Google funcionaba en el mundo de las keywords y en la extracción de un determinado número de palabras clave que condensaban todo tu texto. Pero este paradigma ha cambiado: Google premia ahora la legibilidad y la concordancia por encima del número de veces que puedas repetir una palabra.

 

El nuevo paradigma de Google

Google vive en un constante cambio, que muchas veces traen de cabeza a los expertos del posicionamiento orgánico. Hasta hace poco, la estrategia más utilizada y la que funcionaba era destacar de tu texto la palabra clave objetiva que definía el grueso de tu post. Para que esta palabra fuera bien indexada por los robots de Google, debía aparecer en tu title, en varios subtítulos y puesta con calzador en el post que escribías, para que Google “leyera” la relevancia que tenía tu escrito sobre otros pues utilizabas esa palabra una infinidad de veces (y muchas de ellas, sin sentido).

Pero esto ha cambiado.

Actualmente, Google premia mucho más la legibilidad y la concordancia que antiguas estrategias, lo cual tiene sentido, pues Google está dando pasos agigantados para actuar como un humano y alejarse de la máquina que realmente es. Para contar con la simpatía de Google, el texto debe mantener una concordancia y mejorar en legibilidad contando con el mundo imaginario que tratas en tu post, es decir, todo lo que rodea al tema del que escribes. Ahora, es mucho más importante la totalidad del texto en conjunto que destacar una palabra por encima del sentido del post, pues google se ha “humanizado” y reconoce el sentido del texto, además de la concordancia de sus temas.

Por ello, es más importante escribir un texto coherente, relacionando todos los conceptos que engloben el tema que estás tratando en tu post. Por ejemplo, si quieres hablar de decoración con muebles de madera, ¿por qué no enlazarlo también con otro tipo de mobiliario, la arquitectura o el color de las paredes? Todos estos conceptos forman parte del mismo tema y Google los engloba en el mismo saco, premiando así que, aunque tu palabra clave sea mueble de madera (las antiguas estrategias no desaparecen, aunque pasen un poco a un segundo plano), tu página se relacione con otros temas de imilar temática, mejorando a tu posición orgánica.

Google quiere evolucionar en el mundo de los conceptos, por lo que ya no es tan importante hacer hincapié en un término, sino que él mismo relaciona la palabra buscada por el usuario con todo lo que abarca, para mostrar diferentes opciones al usuario. Así, si tú has hecho bien tu trabajo y has escrito un texto basándote en la legibilidad del mismo (y no solo uno en concreto, sino que cada uno de los posts de tu blog deben mantener esa concordancia), tu posts sobre el tema buscado tendrá más posibilidades de salir en las primeras posiciones de Google.